Notas escolares y cómo trabajar la autoestima de tus hijos

21 de diciembre | 2021

Introducción

Que tu hijo suspenda sus notas escolares puede ser señal de varias cosas: que no está poniendo suficiente atención en clase puede ser la primera pero tampoco podemos descartar problemas de autoestima (causa y consecuencia de unas malas notas) o dificultades en el aprendizaje.

Es muy importante que sepas reaccionar a las malas notas escolares de tus hijos. Te dejamos 5 consejos que te ayudarán a decidir cómo actuar, si es cuestión de una charla sincera o bien es momento quizá de contratar un profesor particular o pedir cita con un sicólogo.

Sin autoestima, la educación de un estudiante está en serio peligro. Ante todo, sé empático, investiga las causas y no compares a tus hijos con otros estudiantes. En este artículo te contamos cómo puedes hacerlo.

Índice de contenidos:

  1. Por qué los estudiantes obtienen malas notas
  2. Importancia de trabajar la autoestima de los niños
  3. 5 consejos para afrontar las malas notas de nuestros hijos
 

Por qué los estudiantes obtienen malas notas

La falta de autoestima y el comportamiento escolar son las principales razones por las cuales muchos de nuestros hijos suspenden sus asignaturas. Este hecho es difícil de entenderlo, pues en la mayoría de los casos prevalece el desconocimiento y comienza la búsqueda de los culpables: “El docente no es bueno”, “el niño es un perezoso”, “no lo estamos criando bien”, entre otras expresiones. ¿Se sienten identificados?

Lo primero que deben entender los representantes es que las calificaciones no lo son todo. Otras cosas también forman parte del rendimiento escolar. Es necesario investigar lo que está originando esta situación de fracaso académico antes de hacer algún juicio de valor. Esos informes al final de cada periodo pueden ser una señal clara de que algo está pasando en los chicos y que aún no se ha detectado.

Es importante que los padres sean plenamente conscientes de cómo afectan las notas a los estudiantes; ellos no están felices por esos resultados,  incluso si estamos hablando de un adolescente en rebeldía, a ellos les preocupa que sus calificaciones no sean las mejores. Entonces, llega el momento de analizar el entorno pero lo más importante es conocer lo que pasa dentro de ellos.


 

Importancia de trabajar la autoestima de los niños

Si existe baja autoestima en estudiantes, ellos no estarán en la capacidad de ser unos niños o adolescentes con buenas calificaciones, ya eso debemos haberlo comprendido. No obstante, elementos como la falta de motivación, la nulidad en cuanto a hábitos de estudio y las dificultades de aprendizaje se deben descartar para abordar el caso de forma efectiva. Se trata de recuperar la personalidad de este pequeño para evitar que haya más adelante un adulto con complejos que le ocasionen problemas.

La comunidad educativa, y  esto  incluye a los padres, deben esclarecer las causas de la baja autoestima en los estudiantes para poner en acción una terapia por varios frentes de trabajo. En otras palabras, tanto las malas notas como la falta de amor propio tienen solución, así que en vez de castigos y represiones hay que poner manos a la obra. Padres, profesores y por supuesto, la asesoría de psicólogos y psicopedagogos serán parte del desenlace final.

El protagonista será nuestro hijo o hija, ya que al trabajar con ellos su autoestima, serán capaces de preguntarse a sí mismos de qué manera puedo mejorar mis notas. De esta manera, pondrán de todo su empeño para hacer realidad el cambio. Para que se apoyen en ese proceso les compartimos el libro digitalizado Aprender a Estudiar… no es imposible, el cual ofrece técnicas de estudio especiales para niños en edad escolar.

 

5 consejos para afrontar las malas notas de nuestros hijos

1. Abordar el problema desde la empatía

Si al enterarte del bajo rendimiento académico de tu hijo comienzas a gritarle y lo castigas, lo que vas a provocar es que se asuste, caiga en la tristeza y se bloquee. De este modo, no va a exteriorizar lo que le sucede; por lo tanto, no vas a conocer el origen de sus bajas notas. Recurre a la empatía y a la comunicación afectiva; pero entiéndase que esto no quiere decir que le vas a disculpar lo que está pasando.

Todo lo contrario, le vas hacer entender con un lenguaje de optimismo, respetuoso y alentador, que debe reflexionar sobre el porqué de sus malas calificaciones. Sobre todo, en qué es lo que hará para cambiar esto.  Con esta conversación, inmediatamente vas a comenzar  a detectar si el problema es la autoestima o si actúan otros elementos.

2. Investigar las causas que originan el problema

Padres... deben preguntarle a sus hijos cómo se sienten en el colegio, con respecto a los docentes, sus compañeros de clases y otros aspectos. Se deben investigar las causas de su baja autoestima, lo que acarrea materias no aprobadas. Al detectar las dificultades se podrá dar con la solución en corto plazo. A veces, los chicos viven experiencias en las que necesitan la orientación de los adultos, y al enfrentarlas solos pueden llegar a frustrarse, dando paso a la ansiedad.

No te quedes solo con lo que ellos te expresen, certifica lo que te hayan contado. Visita la escuela y verifica lo que está pasando con tu representado, si lo que lo perturba es algo externo hay que solventar eso primero. Luego iniciarás el trabajo con él o ella.

3. Crear un plan de estudio, juntos

Los hábitos de estudio son claves. Crear un plan de estudios donde ellos intervengan les hará asumir un rol protagónico. Tiene que quedarles claro que sus calificaciones son su única responsabilidad y si algo vuelve a fallar tendrán que asumir las consecuencias de ello. Por lo tanto, establece los horarios de trabajo, poniendo especial atención en las asignaturas con mayor dificultad.

Procura que no sean extenuantes, dejando momentos de descanso, recreación y reflexión. Y recuerda no dejarlos solos, planifica tu tiempo de manera que le acompañes, resuelvas sus posibles dudas y discutan sobre lo que está aprendiendo. Eso sí, trata de que sea algo natural, una conversación de historia o artes, no tiene porqué ser aburrida. De ser necesario, no descartes la posibilidad de contratar algún profesor particular.

4. No compares a tu hijo con otros niños

Un error en el que caen los padres, es el de comparar a su hijo con otros. Esto daña su autoestima de una manera preocupante; y además les genera sentimientos negativos hacia la persona con la que lo comparan. Ya sea un hermano, primo, amigo o compañero de clases, por favor, no los hagan rivalizar con nadie. Entiendan, cada quien tiene su propio ritmo de aprender, no todos son bueno en matemáticas, ni a todos les gusta la literatura.

5. Busca ayuda con un profesional

Siempre es fundamental contar con el respaldo de un profesional. Busca apoyo en el colegio, ellos servirán de guía para que como padres, aprendan a sobrellevar ambas problemáticas. No te enfoques sólo en una, tienen que trabajarse en paralelo; por un lado la autoestima y por el otro aumentar las notas. Será de gran ayuda que aprendas sobre los miedos en la preadolescencia y la adolescencia y la relación que guardan con la autoestima.

Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review