Aprender de forma divertida: la gamificación en el aula

30 de abril | 2021

Introducción

Aprender no tiene que resultar aburrido. Es una idea de toda la vida, básica, pero nunca está de más recalcarla e implantarla en el aula. A esta práctica de introducir juegos en el aprendizaje se la conoce recientemente como ludificación o, por su término en inglés, gamificación educativa.

Te presentamos varios ejemplos de gamificación en el aula. Antes de implantar esta práctica no estaría de más que leyeras nuestros 7 consejos para gamificar tu clase de forma progresiva. Todo tiene su ritmo y es muy importante empezar desde los más sencillo implantando valores tanto sociales como individuales.

Por último, hemos seleccionado para ti 11 herramientas o recursos de Internet para introducir la ludificación en clase. Desde los más populares Kahoot o Classdojo hasta otros como el Vedoque o el Classcraft. Aprende de manera sencilla en qué consisten y consigue que tus alumnos se diviertan aprendiendo.

Índice de contenidos:

  1. ¿Qué es la gamificación?
  2. Ejemplos de gamificación
  3. 7 tips para gamificar tu clase
  4. 11 herramientas de gamificación en el aula
  5. ¿Cuáles son los elementos básicos en la gamificación?
 

¿Qué es la gamificación?

Muchas son las estrategias que se aplican en el ámbito educativo para mejorar la capacidad que tienen los alumnos de absorber los conocimientos, mucho más en estos tiempos en los que la tecnología juega un gran papel en la vida de los niños. Uno de ellos es la ludificación o gamificación, por su traducción en inglés, aunque este anglicismo no está aprobado por la Real Academia Española.

Con la gamificación en el aula el aprendizaje se convierte en algo divertido, además motiva y despierta el interés del grupo. Debido a que el docente va a utilizar un sistema de recompensas, puntajes o premios que se irán acumulando, generando también competitividad. Por lo tanto, es garantía de que los objetivos propuestos se alcanzarán al final del curso. No obstante, será dependiendo del área a estudiar, que se van a aprovechar más unas técnicas de gamificación que otras.


 

Ejemplos de gamificación

La planificación de las estrategias es primordial para implementar la gamificación en la escuela, cada docente crea o adapta el plan de trabajo de acuerdo a los objetivos que desean lograr. Algunos ejemplos de experiencias exitosas con ludificación son las sopas de letra, crucigramas y el juego del ahorcado. Se utiliza más que todo para materias teóricas. También funcionan las memorias y los juegos de mesa.

Asimismo, para gamificar las matemáticas se pueden añadir dados, dominós, fichas con los números y elementos como botones, palillos, para operaciones de sumas y restas. Las damas, el ajedrez, el sudoku, parchís y Tangram ofrecen grandes ventajas a la hora de contar y resolver problemas.

 

7 tips para gamificar tu clase

Al implementar dinámicas y elementos lúdicos en el aula, los estudiantes aprenden los contenidos jugando; pues se aprovechan los juegos para fines formativos. Sin embargo, para aprovechar mejor los beneficios de la gamificación educativa te ofrecemos los siguientes consejos:

En primer lugar, debes definir un propósito preciso. Es decir, es necesario que determines cuáles serán las habilidades que se van a desarrollar con la aplicación de esa dinámica; y los conocimientos que deseas que tus alumnos aprendan.

Haz que el proceso de aprendizaje se convierta en un momento divertido, utilizando propuestas de fácil manejo para ti. No tienen que ser actividades complejas, recuerda que lo que se persigue con la gamificación en la etapa infantil es que aprender deje de ser aburrido.

Todos los estudiantes deben conocer perfectamente el reto que se debe superar. Dicho de otra forma, es imperativo que los niños dominen el objetivo del juego; así como saber cuál es el fin didáctico y educativo del mismo. “Jugando a esto, qué ganaré y qué aprenderé”.

Las reglas que regirán la partida deben ser de conocimiento colectivo. Define el reglamento y asegúrate que todos lo manejen, pues de esta manera se evita el desorden, malos entendidos y atajos. Si todos conocen las normas, todos jugarán limpio.

Establece un sistema de puntuación, recompensas o premios que sea público. Diseña un método que sea transparente en el cual se acumule el puntaje por conocimiento, pero que también reconozca el esfuerzo extra. 

La competencia es buena cuando es sana. Es por ello que debes promover el trabajo, tanto en equipo como individual; y de igual manera debes hacerlo con los premios. Recuerda mantener siempre el balance entre lo académico y lo social, que importe la calificación y la diversión.

Se tiene que comenzar de lo más fácil a lo más complejo. Es recomendable que el nivel de dificultad aumente progresivamente, así se provocará mayor esfuerzo y motivación. El reto debe ser mayor mientras se avance, ya que sin saberlo el estudiante tendrá mayor dominio del tema.

 

11 herramientas de gamificación en el aula

En Internet puedes encontrar infinidad de herramientas para la gamificación de las clases, de acuerdo a lo que desees conseguir y con diferentes funciones. Apóyate con aplicaciones para medir el conocimiento en distintas áreas, por medio de tests y juegos online, como en aquellas con recompensas o premios. Aquí te dejamos 11 de las más recomendadas:

Kahoot: Tiene una amplia gama de quiz de diferentes temas. Puedes crear uno propio y crear una comunidad con tus alumnos o, si prefieres, puedes editar uno de los ya existentes. También puedes publicar el tablero de posiciones y puntuaciones.

Vedoque: Contiene juegos educativos dirigidos principalmente para niños de primaria y preescolar.

Classcraft: Posee un ecosistema donde se crea un personaje, todos los miembros de la escuela interactúan para superar misiones juntos. Los profesores tienen la posibilidad de inventar sus propias misiones, de acuerdo a las lecciones que se estén cursando.

Ta-tum: Permite que los profesores revisen el progreso de los alumnos. En su biblioteca digital posee contiene cuentos de misterio que los niños deben resolver. Para ello, deben combinar la lectura y el juego.

Pear Deck: Mantiene al docente en contacto con los miembros de su clase permitiendo la interacción entre ellos.

Knowre: Es un videojuego que se centra en el aprendizaje de las matemáticas.

Classdojo: Incluye a los padres en la gamificación pues les permite hacer seguimiento a sus hijos.

Toporopa: Sirve para estudiar geografía ya que posee los mapas de los países que conforman el continente europeo.

Cerebriti: Mientras compites con otros jugadores, puedes resolver el banco de juegos creados por los usuarios de esta página. Abarca todo tipo de materias además de la de cultura general.

Testeando: Contiene más de 60000 preguntas para estudiantes de todos los niveles educativos, incluyendo profesional.

Toovari: Se trata de una plataforma multijuegos dirigida a niños y jóvenes entre 8 y 15 años. Ayuda a mejorar el rendimiento en ciencias y matemáticas utilizando técnicas de gamificación.

 

¿Cuáles son los elementos básicos en la gamificación?

Una dinámica para gamificar  la clase debe ofrecer premios a quienes participen. Pueden ser de cualquier tipo, desde responsabilidades en el aula hasta comodines para recibir ayudas en las actividades. 

También, se deben emplear medallas, diplomas e insignias para recompensar los avances. Se debe estructurar el instrumento por niveles de complejidad, que vayan relacionados al método de acumulación de puntos.

La mecánica del juego debe describir las reglas y el funcionamiento, así como los elementos a utilizar, de ser necesario. En muchos casos los recursos son manuales, pero también existen los electrónicos y son vitales para el desarrollo de la clase ludificada.

Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review