La estructura del texto argumentativo y algunos ejemplos

28 de abril | 2021

Introducción

Un texto argumentativo debe, como señala su propio nombre, apoyarse en razones, pruebas o datos que sostengan un análisis razonado de la conclusión que deseas comunicar. Por supuesto, las emociones pueden estar también presentes. Están en la propia vehemencia o convicción con la que defiendes tus ideas.

Te explicamos cómo es la estructura del texto argumentativo con algún ejemplo corto. También los diferentes tipos de argumentos (de cifras, autoridad, afectivos o testimoniales) que pueden ser de gran utilidad en la defensa de tu idea.

Hacer un texto argumentativo es un gran ejercicio de conocerte a ti mismo, de ordenar tus ideas y comunicárselas a los demás. Y también una estupenda manera de aprender a escuchar y desarrollar el respeto por los argumentos de otros. 

Índice de contenidos:

  1. ¿Qué es el texto argumentativo?
  2. ¿Cuál es la estructura de un texto argumentativo?
  3. ¿Qué es un argumento y un ejemplo?
  4. Ejemplo de cómo se hace un texto argumentativo
  5. Técnicas para hacer diferentes tipos de textos argumentativos
  6. ¿Cuál es la importancia del esquema en un texto argumentativo?
 

¿Qué es el texto argumentativo?

El texto argumentativo es un discurso donde se pretende convencer al receptor, cambiar su manera de pensar o reforzarla; para lo cual se usan razones lógicas, coherentes y sólidas que ratifiquen y fundamenten la idea que se está presentando.

Cuando elaboras este tipo de texto debes tener clara la idea que vas a defender, hacer una investigación a fondo sobre todo aquello que la justifique, de manera que los argumentos sean convincentes e impactantes al punto de lograr persuadir a quien escuche o lea.

Como muestra de la definición de texto argumentativo están los artículos de opinión, editoriales, disertaciones o cartas argumentativas, donde claramente se observa que parten de una idea fundamental y desde allí se explican las razones de autoridad.

Dos ámbitos donde se suele usar este tipo de textos son la publicidad y propaganda; la primera porque se intenta motivar a la compra de un producto o servicio, y para ello hay que convencer al público; en la segunda se busca cambiar o reforzar la manera de pensar de las personas, a fin de que apoyen un candidato.

Gracias a las características del texto argumentativo los puedes encontrar en el área científica, para crear, apoyar o desterrar una hipótesis; en la judicial, periodística, filosófica y otras tantas.

Texto expositivo argumentativo

Para presentar todas las razones y fundamentos de las cuales hablamos, es necesario incluir el texto expositivo argumentativo, es decir, proveer la información necesaria, el contexto, las variables que influyen, consecuencias y todo aquello que permita dar una explicación.

Este texto será entonces el que dé la contextualización y aporte conocimientos, para que el receptor del mensaje sea capaz de comprender el panorama completo.

 

¿Cuál es la estructura de un texto argumentativo?

La estructura del texto argumentativo es sencilla: introducción, desarrollo y conclusión. Veamos de qué van:

Introducción

Se presenta la o las ideas a desarrollar de manera convincente y segura, para lo cual es conveniente usar citas, anécdotas, ejemplos o establecer de una vez la pregunta que vamos a responder.

Esta idea también puede ser una tesis u opinión. En todo caso, cómo empezar un texto argumentativo debe ser algo breve pero que llame la atención para enganchar al público.

Es el momento para crear una polémica, generar una actitud de apoyo hacia el punto o reforzar el sentimiento/razones de quienes escuchan o leen. 

Desarrollo

Aquí debes presentar tu argumento, aquello que justifique, explique y confirme la idea o ideas que plasmaste al inicio. 

Apoyas o refutas una tesis, para lo cual te vales de fundamentos teóricos, pruebas, características, relaciones de causa efecto, inferencias, ejemplos y, en líneas generales, una base sólida que demuestre tu punto.

En el cuerpo del qué es un texto argumentativo, debes aportar conocimientos y contrastes que apelen a la razón o a los sentimientos de las personas, a fin de convencerlas, reforzar, modificar opiniones.

Conclusión

Se trata de una síntesis de lo que has explicado a lo largo del texto, es decir, retomas tu idea central y recuerdas los principales argumentos, de forma muy condensada, para finalizar la presentación.

Si hiciste una pregunta al iniciar, debes responderla; llamar a la acción sobre algo que planteaste, presentar soluciones, sugerencias, terminar de persuadir al público para cerrar.

Las partes del texto argumentativo lógicamente deben guardar una relación estrecha, reafirmarse entre sí y seguir una misma línea, no subordines ideas ni pierdas tiempo en explicar aristas del tema, enfócate en argumentar lo preciso para obtener la conducta esperada en el receptor.

 

¿Qué es un argumento y un ejemplo?

El argumento es el razonamiento que emitimos para respaldar nuestras afirmaciones, es la clave del texto argumentativo; por ello debe ser sólido, coherente y convincente. 

La respuesta a qué es el argumentativo la vamos a dar nosotros mismos en el desarrollo, sin dejar espacio para la duda y tomando en cuenta todo aquello que respalde la idea. De allí la importancia de investigar a fondo el tema, para hacer una base sólida y blindada contra las refutaciones.

A través de estos se prueba lo que aseveramos. Veamos algunos tipos de argumentos en un texto argumentativo:

De cifras, donde se utilizan datos numéricos, porcentajes o probabilidades como ejemplos de argumentación.

De autoridad, cuando tomas en cuenta lo dicho por una organización, persona o estudio especializado en el tema, cuya veracidad y peso sea comprobado.

De causa efecto, donde se presenta el origen y las consecuencias o impacto que tiene una acción/evento/opinión.

De ejemplificación: Mientras más ejemplos brindes, más contexto y fuerza le das a tu discurso. 

Emotivo afectivo: Busca desencadenar una emoción en el receptor, por lo que el discurso apela a sus sentimientos. Muy demandado en publicidad y, sobre todo, en la propaganda.

De experiencia personal: Basado en el testimonio en primera persona, es decir, de quien habla.

Ahora te mostramos un ejemplo de argumento de cifras:

"Es importante usar protector solar a diario, pues disminuye en 50% el riesgo de sufrir cáncer de piel".
 

Ejemplo de cómo se hace un texto argumentativo

Cómo hacer un texto argumentativo conlleva una estructura, a objeto de que tanto el inicio como el desarrollo y conclusión estén marcados por un hilo conductor. Al redactarlo recomendamos que sigas esta forma:

1. Tesis: Es la idea principal que vas a desarrollar.

2. Título: Engloba la idea principal de manera llamativa, para que atraiga y dé luces sobre la temática que abordarás. 

3. En el primer párrafo debes plantear y explicar muy someramente la tesis o tema. Es la introducción. Debes ser preciso y directo, con oraciones principales; puedes incluir una o varias a ideas que representan aquello que vas a defender en el desarrollo.

4. Sigue con dos o tres párrafos donde desarrolles los tipos de argumentos para dar fuerza y explicar la tesis. Por supuesto, la extensión es flexible pues solo tú conoces cuántos ejemplos de textos argumentativos necesitas usar. Recuerda que en este punto debes crear un contexto, usar los debidos conectores entre párrafos para garantizar la interrelación. Como ejemplo, en un texto argumentativo puedes usar cifras, citas de autoridad, testimonios, etc.

5. En los dos últimos párrafos dedícate a cerrar el tema, dar el resumen o conclusión, siempre repitiendo la tesis inicial. Recuerda que debes responder la pregunta que plasmaste al empezar o dar solución al problema que aludiste. También puedes llamar a una acción concreta o emitir sugerencias.

 

Técnicas para hacer diferentes tipos de textos argumentativos

Ya que tenemos diversos tipos de textos argumentativos, como los científicos, filosóficos, teológicos, jurídicos, periodísticos, de opinión o publicitarios; debes saber que existen técnicas para darle fuerza a cada uno de ellos.

Esto no es más que las estrategias para afianzar la tesis y presentarla de una manera fundamentada, las herramientas para los tipos de argumentativos.

Citas textuales.

Esquemas.

Descripciones.

Enumeraciones.

Analogías.

Factores emocionales.

Experiencia.

 

¿Cuál es la importancia del esquema en un texto argumentativo?

Hacer un texto argumentativo lo puede lograr cualquier persona, pero que capte la atención del público y convenza es un arte que pocos consiguen. Por ello insistimos en que debe estar bien fundamentado y que sea sencillo de leer o escuchar, para lo cual es importante llevar un esquema.

El esquema te permite estructurar, jerarquizar  y ordenar la información para que sea más digerible. Funcionará como guía para que el receptor comprenda mejor, ya que por lo general somos más visuales.

Puedes usarlo para un texto de extensión larga o en un ejemplo corto de texto argumentativo, lo importante es que al principio dejes clara la tesis, luego la explicación de cada argumento que la sostiene.

Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review