Estas son 7 tendencias en el terreno laboral para 2023

09 de agosto | 2022

Introducción

Sin duda, la epidemia de Covid-19 que pilló al mundo por sorpresa en 2020 lo puso todo un poco patas arriba. La epidemia hizo evidente nuestra fragilidad (emocional, física, económica) y la necesidad de un cambio profundo a todos los niveles. En el terreno laboral también. Por supuesto. Ya bien iniciada la segunda década del siglo XXI, apuntan una serie de tendencias laborales que deben seguirse con especial atención.

La idea de bienestar se ha convertido en uno de los objetivos principales a los que aspira de todo trabajador por encima, incluso, del éxito y el diseño de una carrera profesional tradicional. Así, se ha hablado mucho de 'La Gran Renuncia', el abandono de su empleo por parte de muchos trabajadores, y la búsqueda de flexibilidad que ayude a superar el gran número de problemas de salud mental detectados.

En este post te exponemos 7 tendencias laborales para 2023Continúa leyendo y conocer mejor lo que parece venir en el mercado laboral este próximo año.

Índice de contenidos:

  1. 1. ¿Qué es La Gran Renuncia?
  2. 2. Hablemos de salud mental
  3. 3. Automatización y tecnología
  4. 4. Menos gerentes, más trabajo híbrido
  5. 5. Mejorando capacidades o habilidades
  6. 6. Desaparición de puestos de trabajo tradicionales
  7. 7. Ingresos extra
 

1. ¿Qué es La Gran Renuncia?

50 millones de trabajadores renunciaron a su empleo en 2021. Ocurrió en Estados Unidos y la cifra se convirtió en un hito pues nunca antes se había visto algo similar en todo el siglo XXI. Las encuestas indican que estos números podrían ser apenas la punta de un iceberg de desempleos, determinando que un 44% de las personas con trabajo formal están buscando otro empleo.

¿Se acabó la fidelidad laboral? Es posible. Durante la reciente pandemia, se despidió a muchos trabajadores por considerar que sus labores no resultaban esenciales. Los que continuaron ejerciendo sus labores conocieron una nueva forma de hacerlo, desde casa con el teletrabajo que se adaptó a todas las industrias posibles. Así, quien no conocía de esta modalidad de trabajo, contempló una nueva forma de trabajar cerca de la familia y con horarios mucho más flexibles.

Además, la inflación mundial ha desmejorado mucho los salarios, por lo cual, contrario a lo que estábamos acostumbrados, el empleado ya no se “casa” con una empresa y sus oportunidades de crecimiento, sino que no duda en buscar nuevas oportunidades en otros lugares. 

Anthony Klotz, doctor en Filosofía y profesor de la Universidad Texas A&M, fue quien creó el término 'La Gran Renuncia' o 'Gran Dimisión' para referirse a este fenómeno que empieza a sentirse en Reino Unido e Italia y que parece tender a replicarse en el resto de Europa y el mundo.

Ante este escenario, La Gran Renuncia (o falta de lealtad laboral, según señalan expertos) es una de las grandes tendencias laborales que tendremos en 2023, pero no la única.

 

2. Hablemos de salud mental

Y hagámoslo sin estigmas. Aunque durante mucho tiempo se ha señalado la salud mental como una variable importante para el mercado laboral (por algo se habla de 'mobbing' y 'burnout'), la pandemia también destapó la incidencia de la salud mental en la productividad de los empleados.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020 había la nada despreciable suma de 264 millones de personas sufriendo depresión y ansiedad, tomando estas enfermedades como causa de discapacidad para abandonar el puesto de trabajo.

Cifras rojas como estas obligan a las grandes empresas a dar un giro y empezar a preocuparse por la salud mental de sus trabajadores, estudiando a fondo sus políticas de salud y seguridad.

En este contexto, hay empresas que han dado el primer paso, mostrando una tendencia más “amigable” hacia el empleado: áreas de relajación o esparcimiento con actividades en grupo para fortalecer los lazos entre los trabajadores. Se permite al trabajador tomarse un tiempo para reflexionar y se evitan ambientes de trabajo tóxicos, inflexibles y sobrecargados de tareas. 

Si bien se trata de una buena iniciativa que debería replicarse, es probable que este 2023 nos sorprenda con un enfoque más agresivo en la salvaguarda de la salud mental de los trabajadores. Debe debatirse sin tapujos, ni tabúes y los líderes de las organizaciones necesitan educarse sobre estos temas.

 

3. Automatización y tecnología

Aunque son temas que se han discutido y estudiado desde hace mucho, es ahora cuando empezamos a ver temas como la inteligencia artificialredes neuronales y microservicios web empiezan a replicarse sin parar en todas las industrias. Con ello, se abre un abanico de oportunidades laborales para quienes dominan el área tecnológica

Si eres un trabajador de esta era, no puedes dejar que la tecnología te arrolle. Si quieres seguir en el área, es necesario que empieces a comprender sobre datos y tecnología y cómo aplicarlas en tu área. Esto incidirá en que el trabajo a distancia tenga más auge. Y sobre eso…

 

4. Menos gerentes, más trabajo híbrido

Sharyn Leaver, de Forrester, aseguró que en 2022 el 60% de las empresas cambiarían a un modelo híbrido (semi presencial), algo que continuará en 2023 pues todavía queda mucho que ajustar. 

Esto se apoya en encuestas como la hecha por Gartner, en la que el 64% de los trabajadores aseguró cambiarse de puesto laboral si la nueva plaza ofrecía horarios más flexibles, asegurando que esto influye en su productividad. También se aseguró que para 2024, el 30% de los equipos no contarían con gerentes y jefes directos, pues se trata de un modelo jerárquico diferente.


 

5. Mejorando capacidades o habilidades

De acuerdo a la consultora Mercer, el 34% de las empresas en Estados Unidos está invirtiendo en capacitar y fortalecer los conocimientos y competencias laborales (duras y blandas) de sus trabajadores. Es un movimiento inteligente, pues se trata de gente cuya dinámica ya conocen y con ello se ahorran gastos en contratación de nuevos trabajadores.

 

6. Desaparición de puestos de trabajo tradicionales

Ante el auge de la tecnología, es sabio por parte de las empresas invertir en tecnología y maquinaria que supla a los empleados tradicionales, completando tareas de forma mucho más rápida y efectiva. Los empleados deben preocuparse por adquirir habilidades de alto nivel para seguir perteneciendo a la masa laboral. Adaptarse o morir, dicen por ahí.

 

7. Ingresos extra

No supone una novedad en sí porque es bastante usual que los empleados cuenten con un “side hustles”, es decir, actividades comerciales ajenas a su puesto de trabajo que les generen ingresos extra. Así siempre hemos visto a la compañera que vende artículos y ropas por catálogo o quien pone al servicio de terceros sus habilidades culinarias, vendiendo algún alimento los fines de semana o al regreso del trabajo. 

La diferencia ahora es cuáles son esas fuentes de ingresos alternativas. La tendencia es dedicarse a la compra y venta de criptomonedas, dedicarse al comercio electrónico, trabajar como conductor de Uber o Lyft, etc.

Estas actividades alternativas forman parte de la gig economy (un modelo laboral centrado en trabajos esporádicos, de duración determinada y sin exclusividad) y que, dependiendo de los ingresos, podrían hacer que los trabajadores abandonen su trabajo fijo y se adentren en este tipo de empleo, mucho más flexible y ajustado a lo que ahora se busca.

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review