Estos 7 requisitos harán válido tu contrato de trabajo

24 de noviembre | 2022

Introducción

El contrato de trabajo no es más que la formalización por escrito de la relación laboral entre trabajador y empresa. Debe recoger los puntos claves (partes, duración, puesto, salario o beneficios) de la actividad remunerada así como los derechos y obligaciones de ambas partes. Es importante recordar que un contrato no será válido si ha sido firmado con vicios de consentimiento y que los convenios colectivos marcan los mínimos legales.

Un contrato de trabajo válido debe incluir elementos esenciales como fecha de iniciación de la actividad, las partes que lo firman o el tipo de contrato elegido. En este post hemos reunido 7 puntos en los que debes fijarte para saber si tu contrato de trabajo es legal y un pequeño repaso a los principales tipos de contrato de trabajo existentes en la legislación laboral española.

Continúa leyendo y asegúrate de que no le falta nada a tu contrato para que sea legal y válido.


Índice de contenidos:

  1. Estos 7 puntos hacen legal tu contrato de trabajo
  2. ¿Y si no se firma un contrato de trabajo?
  3. Tipos de contratos de trabajo
 

Estos 7 puntos hacen legal tu contrato de trabajo

Para que un contrato de trabajo sea considerado legal, debe incluir la siguiente información específica:

1) Nombre de las personas que firman: Lo más importante es identificar con claridad las partes firmantes. En este caso serán el trabajador y la compañía para la que presta (o prestará) sus servicios profesionales. La identificación aparecerá según la denominación legal tipificadas en NIF y CIF.

2) Fecha de inicio de operaciones: Un elemento indispensable para garantizar la validez de un contrato laboral es justamente la fecha de inicio de la relación laboral entre el profesional y la empresa. También debe especificar claramente cuánto tiempo durará dicha relación. Esta información va a depender del tipo de contrato que se firme.

3) Lugar donde se ejecutarán ciertas labores: Un buen contrato es aquel que menciona en sus apartados dónde específicamente se ejecutarán las tareas para las que un trabajador es contratado.

4) Cargo a desempeñar: Es de importancia suprema dejar constancia el cargo a desempeñar en lugar y momento determinados. Pero también es indispensable conocer la categoría a la que será vinculado como empleado y las tareas específicas a desarrollar.

5) La remuneración: Uno de los aspectos claves de un contrato de trabajo es el salario que devengarán los trabajadores. El acuerdo debe especificar la cantidad exacta y las formas de pago establecidas por la compañía.

6) Jornada laboral: La cantidad de horas a trabajar, los días que debe acudir a la empresa, días de descanso, vacaciones legales y otros beneficios es información que debe poseer el contrato para ser considerado como válido.

7) Condiciones adicionales: Un trabajador debe evitar a toda costa los acuerdos orales pues podría generar malentendidos en el futuro. Por lo mismo, debe evaluar que lo acordado de voz se añada al documento que vas a firmar. Las condiciones adicionales son igual de importantes que las demás cláusulas sobre todo porque permiten ordenar las reglas del juego.

 

¿Y si no se firma un contrato de trabajo?

La legislación española obliga tanto a empresas como a trabajadores a firmar un contrato para iniciar una relación laboral para que tenga validez. Sin embargo, hay compañías que se lo saltan y corren el riesgo de ser multadas con hasta 7500 euros.

Aunque el contrato por escrito no sea imprescindible, si los vínculos laborales se hacen de carácter indefinido, el trabajador puede solicitar su firma cuando lo considere necesario. Si no hay contrato por medio, la ley establece que el acuerdo será indefinido, ejercido en jornadas completas.

Es necesario recordar que la validez de un contrato de trabajo se asegura cuando las partes vinculadas han firmado sin presiones. De detectarse alguna anomalía, el acuerdo se considera firmado pero tanto trabajador como organización, de acuerdo a la ley, tendrán que cumplir una serie de obligaciones.


 

Tipos de contratos de trabajo

Aquí conocerás los tipos de contrato de trabajo que te pueden presentar en la empresa a la que vas a prestar servicios.

1. Contrato indefinido

Este contrato se firma con fecha de inicio de la relación laboral pero no estipula fecha de culminación. Este tipo de acuerdos se cumplen a tiempo parcial o a tiempo completo. Hay otras dos clases de contratos indefinidos:

1.1. Indefinido ordinario

El nivel de estabilidad que ofrece a los trabajadores es enorme. Por lo general, se celebran entre empresa y trabajadores con discapacidad reconocida de manera oficial o en situación de segregación. De igual forma, son habituales en personas víctimas de violencia de género, que hayan sido blanco de trata de personas o víctima de terrorismo.

1.2. Indefinido fijo discontinuo

Se trata de un tipo de contrato que establece un tiempo estimado de duración de la relación entre la organización y el empleado. También estipula una orden de llamamiento a las diversas tareas de un trabajador. Por lo general, queda regulado de acuerdo al convenio colectivo.

2. Contrato temporal

Otros lo conocen como contrato de duración determinada ya que la relación entre un trabajador y una empresa está establecida por tiempo específico. La culminación de dicha relación se establece bien por fechas, al término de una actividad específica o por una sustitución. Estos son los tipos de contratos temporales que puedes encontrar en una compañía:

2.1. Obra o servicio

El contrato de obra o servicio es apto para aquellos trabajadores que son requeridos para hacer tareas específicas. El tiempo de duración es incierto pero los vínculos terminarán cuando el empleado haya completado el proyecto para el que fue llamado.

2.2. Eventual

Se le conoce como contrato eventual por circunstancias de la producción. Se celebra en épocas específicas como Navidad, por ejemplo, cuando hay muchas tareas acumuladas y la empresa requiere de personal calificado para solventar la contingencia.

2.3. De interinidad

Se trata de un contrato diseñado para cuando la empresa necesita reemplazar a un trabajador, ya sea por incapacidad o por cualquier otra condición. El nuevo empleado tendrá derecho a reserva de puesto.

2.4. De relevo

El contrato de relevo permite a una persona sustituir a un trabajador que sale de la compañía en calidad de jubilación parcial. El que releva debe figurar como demandante de trabajo en el SEPE.

3. Contrato pata la formación y aprendizaje

Los contratos de formación y aprendizaje garantizan en muchas ocasiones el primer empleo. Está hecho para una población laboral con edades comprendidas entre los 16 y 25 años. Este tipo de acuerdos tiene una duración de entre 1 y 3 años, salvo que el convenio colectivo de aplicación estipule otra cosa. Por supuesto que garantiza derechos a los trabajadores, como un salario justo, vacaciones, entre otros.

4. Contrato en prácticas

Es útil para los estudiantes recién licenciados de una universidad que necesitan prácticas profesionales para incorporarse de forma positiva al mercado laboral. El contrato en prácticas se aplica siempre que la persona no sobrepasa los cinco años desde que recibió su titulación como profesional en un área determinada.

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review