3 razones para incorporar Mindfulness en el trabajo

24 de marzo | 2022

Introducción

El mindfulness o atención plena es una técnica milenaria de origen hindú que busca lograr un estado de bienestar físico y mental a través de la meditación. Esta práctica, que muestra claros beneficios personales al reducir la ansiedad y el estrés, se ha extendido al terreno laboral. En este artículo encontrarás tres ejemplos de beneficios del Mindfulness para profesionales y empresas.

Además, aquí encontrarás una guía con 6 sencillos ejercicios para incorporar Mindfulness en tu rutina de trabajo. Se trata de centrarte en el momento presente de tu trabajo más allá de cualquier tipo de valoración. Así, irás descubriendo que tu estrés se reduce a la vez que aumenta tu confianza y productividad.

Sigue leyendo ya que este post te va a descubrir cómo el método de atencion plena no sólo te ayuda en tu autoestima sino también en un trabajo mejor hecho y libre de estrés.


Índice de contenidos:

  1. Qué es el Mindfulness
  2. 3 beneficios del Mindfulness para profesionales y empresas
  3. Cómo ponerlo en práctica
  4. Psicología y formación en Mindfulness
 

Qué es el Mindfulness

El agitado estilo de vida que mantienen millones de personas hoy día con tareas constantes por cumplir en sus agendas, ha dado paso a la búsqueda de alternativas para reponer el equilibrio entre sus compromisos laborales y personales. 

El Mindfulness ha sido utilizado en los últimos años para reducir los niveles de estrés y lograr ese estado de bienestar en la salud. Esta técnica milenaria de la cultura oriental se basa en la meditación como vía para poner el foco en el momento presente, con apertura a la aceptación de la realidad sin ser juzgada.

Teniendo como base la meditación, es importante definir que esta práctica, enseñada por el sabio hindú Buda, se centra en la enseñanza del dominio del cuerpo y la mente, para alcanzar un estado de consciencia que tiene como fin eliminar el sufrimiento y las emociones destructivas que de ello derivan, y así conseguir el estado de felicidad deseado.

 

3 beneficios del Mindfulness para profesionales y empresas

Se ha incorporado esta alternativa en las relaciones de trabajo ya que el rendimiento, la productividad y diversos indicadores demuestran las ventajas de practicar el Mindfulness en el entorno laboral

Estas técnicas, aplicadas individualmente, repercuten en múltiples beneficios tanto para el trabajador, como para el equipo, y por ende para la compañía. 

Algunos son:

1. Genera mayor autoconfianza y capacidad de liderazgo

Las personas con cargos de dirección y de impacto para la toma de decisiones se ven principalmente beneficiados con el mindfulness, pues les proporciona herramientas para ganar mayor autoconfianza y estimula una mayor fluidez en la comunicación con los equipos que dirigen.

Cuando un profesional experimenta mayor satisfacción, el desempeño grupal y la cooperación para el trabajo en equipo se facilita pues se minimizan las diferencias  internas y la institución resulta favorecida.

2. Minimiza ansiedad y el estrés

Las asignaciones y acumulación de tareas, si no se manejan adecuadamente, pueden desencadenar un incremento de estrés laboral para el empleado, lo que reduce considerablemente su bienestar. 

A mayor nivel de estrés, mayor impacto en la salud de los trabajadores y en su nivel de satisfacción del clima organizacional. Practicar las técnicas de mindfulness permite que el trabajador tome el autocontrol y reduzca los niveles de ansiedad, mejorando con ello el ambiente laboral y logre un desempeño más eficaz.  

3. Incrementa el rendimiento y la productividad 

Cuando se logra dominar el arte del “aquí y el ahora”, aumentan la atención y la concentración, el empleado tiene mayor capacidad para la toma de decisiones, y centra toda su atención en actividades productivas. 

Los niveles de distracción y desenfoque disminuyen en gran medida, lo que permite que el equipo tenga más efectividad y rinda mejor.

 

Cómo ponerlo en práctica

Para adentrarte en tu jornada diaria en esta práctica, puedes incorporar algunos ejercicios que te permitirán obtener ese estado de atención para hacer de tu trabajo un lugar más placentero y de fácil desarrollo. No necesitas grandes cambios, sino pequeños ajustes a tu rutina.

Evita observar lo que sucede en tu entorno

Tu centro de atención debe ser únicamente la tarea que estás ejecutando. Imagina que todo lo demás se pone en silencio: los murmullos de las personas alrededor, el compañero que abre una puerta o las notificaciones de tu teléfono, todos son factores distractores que te quitarán tiempo si lo permites.

Diles no a las multitareas 

Aunque pareciera que este hábito brinda la sensación de ser más productivo, cuando tienes varias tareas en proceso, y al mismo tiempo, puedes perder la concentración con mayor facilidad. Colócate como meta un solo trabajo y pasa al siguiente solo cuando lo finalices.

Realiza breves pausas 

El efecto de placer que brinda una pausa de al menos un minuto tras 40 minutos de actividad continua, te permite cumplir sin sentirte fatigado. Regálate ese tiempo para despejar tu mente, sin necesidad de moverte de tu asiento. Piensa en algo agradable y permítete hacer ejercicios de respiración.

Habitúate a practicar la concentración

Prepara tu mente para organizar tus ideas antes de llevar a cabo alguna tarea compleja. Practica el hábito de la concentración y tendrás mejor disposición para lograr tus tareas.

Disminuye el estrés

Si no encuentras la forma de avanzar, y estás sumamente abrumado, detente y tómate unos segundos para pensar sobre cómo te estás sintiendo, qué estás pensando, cuál es el problema que te preocupa y si está a tu alcance solucionarlo. La preocupación puede disminuir tomando respiraciones conscientes y volviendo el foco a tu asignación.

Lo que no puedes cambiar está fuera de tu control

Cuando existe una situación que te incomoda o te perturba y está fuera de tu control, presta atención a tu reacción sobre ese hecho y cambia tu óptica por una más optimista. En otras palabras, busca siempre el lado positivo de las cosas.

 

Psicología y formación en Mindfulness

La importancia de la atención plena o conciencia plena, ha tomado mayor auge en los últimos años, y diversas corrientes de la Psicología la han acogido dentro de su estructura y programas de tratamiento para sus pacientes. Todo ello, gracias a que se han demostrado los beneficios a nivel mental, emocional y físico de practicar regularmente Mindfulness.

Una gran variedad de diagnósticos como depresión, estrés, trastornos de conductas alimentarias, de ansiedad, cuadros emocionales relacionados con cáncer, dolor, etc., han sido tratados eficazmente, a través de intervenciones terapéuticas basadas en el Mindfulness. 

Ante la evidencia científica de los beneficios de la práctica de la atención plena, tanto expertos en bienestar emocional como profesionales de la salud mental, coach y demás disciplinas relacionadas con el tema se han venido dedicando a la preparación en Programas de Mindfulness. 

En el ámbito laboral, la idea es impartir la formación de los trabajadores de tal modo que inicien la aplicación de este método de forma individual. Luego, esto se evidenciará en toda la compañía.  

Si deseas obtener mayor información, puedes visualizar la propuesta “Fundamentos del programa de reducción de estrés basado en Mindfulness (MBSR)”, de la Universidad Autónoma de Madrid, o el curso “Mindfulness y Gestión Emocional”, del Instituto Europeo de Psicología Positiva (IEPP).

Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review