Cómo redactar una carta de presentación para cada ocasión

24 de enero | 2022

Introducción

En la búsqueda de empleo, no existe mejor complemento al currículum vitae que la carta de presentación. El CV debe mostrar que cumples al menos los requisitos básicos que buscan los empleadores pero es en la carta de presentación donde debes señalar por qué eres el mejor candidato, resaltar tu experiencia y dejar claro cuáles son tus logros relacionados con el puesto.

Te explicamos de manera sencilla la estructura básica y cómo redactar una carta de presentación. Como todas las situaciones no son iguales, te mostramos los diferentes tipos de carta de presentación (con o sin experiencia, de autocandidatura, para estudiantes o para directivos) para que las adaptes a ti mismo. Recuerda que la carta no debe superar un folio y debe ser escrita en un lenguaje formal.

Repasa aquí la información que debe, y que no debe, contener una carta de presentación. Es un buen momento para mostrar tu personalidad y creatividad. Conoce los moldes y sáltatelos, si fuera necesario, desde el conocimiento.

Índice de contenidos:

  1. Qué es una carta de presentación
  2. Cómo hacer una carta de presentación para cada caso
  3. Qué información debe ir plasmada en las cartas de presentación
 

Qué es una carta de presentación

Para completar la información reflejada en tu Curriculum Vitae (CV), debes hacer una carta de presentación personal siempre que vayas a responder a una oferta de empleo. Este documento te ayudará a destacar entre los demás candidatos y, como su nombre indica, sirve para presentarte y ofrecer tus servicios profesionales a una determinada empresa.

En este escrito, debes incluir datos que vayan en consonancia con el cargo al que te estés postulando. Así que para redactarla debes manejar información sobre la empresa, además de las exigencias para optar al puesto. Ya lo sabes, indica tus fortalezas y los aportes que puedes hacer a la organización, si llegases a resultar contratado. Resalta aspectos como el trabajo en equipo, habilidades blandas, valores, etc.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social de España, a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), contiene interesantes artículos que pueden servir de referencia a la hora de escribir una carta de presentación de acuerdo a las necesidades laborales de cada persona. Del mismo modo, proporciona información oficial sobre sus ventajas.

 

Cómo hacer una carta de presentación para cada caso

A continuación te ofrecemos varios ejemplos de carta de presentación para un trabajo con algunas recomendaciones que te ayudarán a personalizarlas. Asimismo, dejamos un tutorial en vídeo con consejos para su escritura. 

Carta de presentación personal para estudiantes

Cuando estás estudiando y quieres tener tu primer empleo o aspirar a prácticas profesionales, sin duda debes presentar una carta de presentación junto a tu currículo. Aprovecha para explicar de forma más literaria cómo fue tu preparación universitaria y los contactos que hayas podido tener con anterioridad con el trabajo.

Carta de presentación para personas sin experiencia

Las misivas en el caso de aquellos que va a solicitar su primer empleo, o que no cuentan con experiencia alguna, deben redactarse con el foco en aspiraciones profesionales, habilidades, destrezas, aptitudes y formación académica.

Carta de presentación para personas con experiencia

Las personas con experiencia muchas veces no pueden resumirlo todo en un pliego. Señala cuántos años llevas ejerciendo y con mencionar el cargo más importante, en el que hayas permanecido más tiempo y el último cargo que ocupaste será suficiente. Enfócate en hacer entender que tú estás por encima de las demás opciones porque gracias a tu experiencia puedes manejar mejor las situaciones y resolver los problemas.

Carta de presentación para autocandidatura

Si te vas a postular por iniciativa propia; es decir sin que exista alguna vacante en una empresa específica, la mejor opción es hacer una carta de presentación con tu autocandidatura. En este caso, un CV no causaría el efecto que requieres. Lo que se busca es que te tomen en cuenta para futuras convocatorias. Estas te dan un poco más de libertad en su composición ya que debes describir toda tu experiencia y estudios más relevantes.

Carta de presentación para personas que no han trabajado en mucho tiempo

Después de haber estado inactivo por algún tiempo, es necesario que incluyas la carta de presentación, ya que la utilizarás para exponer al reclutador el porqué de tu falta de trabajo en determinada temporada. Al contrario de lo que muchos piensan, no jugará en tu contra siempre y cuando relaciones estas circunstancias con tus valores y experiencia más importante.

Carta de presentación para directivos y altos cargos

Como es para un alto cargo, recuerda hacer mención a tus capacidades como líder y las metas alcanzadas gracias a ello. Para postularte como directivo, comienza demostrando tu nivel de responsabilidad y define tus facultades para cumplir con ellas. Por supuesto, nombra los puestos y las empresas en las que estuviste cumpliendo tareas parecidas a las que ellos plantean.

Carta de presentación para agradecimiento

Este tipo de correspondencia se envía a la empresa posterior a la entrevista, si lo consideras oportuno. Evalúa la entrevista y si te pareció que tuviste aceptación, haz llegar el escrito resaltando algunos momentos del encuentro. Esto podría ser aprovechable y ser el último recurso para que la empresa te llame.

 

Qué información debe ir plasmada en las cartas de presentación

Una carta de presentación personal no debe extenderse más de una página y contener datos precisos. Haz que sea breve, con oraciones simples. La mejor recomendación es que utilices un tono de lenguaje formal. En cuanto a su contenido, es de vital importancia que evites repetir lo que ya está descrito en el CV. Aprovecha para resaltar los posibles espacios en blanco que queden en tus años de experiencia, esa será una pregunta obligatoria en tu entrevista.

La estructura es la siguiente: primero, una introducción, en la que saludes y dejes claro el motivo de tu comunicación. En el primer párrafo ya debes indicar tu profesión y especializaciones o puesto más relevante. De ser necesario, menciona tus logros. Eso sí, solo tienes cinco líneas para eso. Agrega un segundo párrafo, donde hagas referencia al porqué te gustaría pertenecer a la empresa.

Además, puedes precisar cuáles serían tus aportes, cualidades y habilidades que apliquen al trabajo y beneficien a la compañía. Por supuesto, di algunas cosas sobre la empresa y de la oferta, para que el reclutador note que conoces la empresa. Luego, haz un llamado a la acción; es decir, utiliza frases con las que des por sentado que se verán en la entrevista, que te llamarán o que serás contratado.

Cierra con un agradecimiento y una despedida cordial. Recuerda que al firmar debes dejar tus datos de contacto. Ahora bien, algunas empresas piden a los aspirantes alguna propuesta de salario, sobre este tema, debes tener mucha cautela. Intenta no superar los rangos de sueldo establecidos por el empleador y mucho menos trates ese tema al principio de la carta de presentación; hazlo más bien hasta el final.

Ten presente que por ningún motivo puedes mentir o exagerar, los profesionales que te atenderán están preparados para descubrir cualquiera de estas situaciones. Si lo deseas, puedes encontrar en Internet plantillas y modelos en PDF, Word y otros formatos con contenidos que podrás adaptar a ti.



Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review