El contrato de relevo y sus inconvenientes

06 de agosto | 2021

Introducción

El contrato de relevo se incluye en el Estatuto de Trabajadores y puede resultar muy interesante para ellos y las empresas. En resumen, el relevo sería el siguiente: un trabajador cercano a la jubilación cede parte de su jornada y salario a un trabajador desempleado o con contrato temporal (el relevista) que viene a ocupar su mismo cargo o similar dentro de la empresa.

Encuentra en este artículo todas las respuestas sobre los requisitos del contrato de relevo y la jubilación anticipada parcial de un trabajador. Este tipo de contrato no resulta muy popular en términos cuantitativos (15000 contratos en 2006) pero permite la renovación de la plantilla y la transmisión de experiencia laboral entre trabajadores.

El contrato relevo también tiene sus inconvenientes. Descúbrelos aquí y aprende cuánto podrías cobrar con el contrato de relevo sepe y qué pasa cuando se acaba antes de la jubilación definitiva.

Índice de contenidos:

  1. ¿Qué es el contrato de relevo?
  2. Los requisitos del contrato de relevo
  3. ¿Cómo se paga y cuánto cobra el trabajador con contrato de relevo?
  4. Los inconvenientes del contrato de relevo
  5. ¿Qué sucede cuando se acaba un contrato de relevo?
 

¿Qué es el contrato de relevo?

El contrato de relevo es un acuerdo laboral suscrito cuando un trabajador solicita la jubilación parcial, dejando así una plaza vacante y obligando a la empresa a que realice dos contratos. 

El primero de ellos será un contrato a tiempo parcial para quien solicitó la jubilación, y el segundo un contrato relevo para el trabajador que va a sustituir el puesto. 

Esto se encuentra contemplado en el Estatuto de los Trabajadores, en sus artículos 12.6 y 12.7; además de establecido en Real Decreto Ley 5/2013. 

Podría verse, de cierta forma, como un contrato de permuta, donde ambas partes (el relevado y el relevista) van a intercambiar algo que en este caso sería trabajo. 

De acuerdo a lo puntualizado, toda empresa tiene la obligación de celebrar este tipo de convenciones cuando la persona pide la jubilación parcial con contrato de relevo, ya que no tiene la edad estipulada para jubilación ordinaria.

¿Cuándo solicitar la jubilación parcial? 

Con un contrato de relevo por jubilación, puedes jubilarte parcialmente desde los 63 años, pero solo si has cotizado al menos 33 años a la Seguridad Social. No obstante, ciertas excepciones aplican, por ejemplo si presentas una discapacidad del 33% o superior, lo exigido son 25 años de cotizaciones como mínimo. 

Si deseas acceder al contrato relevo a una edad más temprana, 62 años, debes contar con cotización de 35 años y 3 meses, lo cual está vigente para el año 2021.

Ahora, para la jubilación ordinaria (sin contrato relevo) los tiempos cambian: En 2021 puedes obtenerla a partir de los 65 años con cotización de 37 años y 3 meses. En caso de que no cumplas con esta solvencia, deberás esperar a cumplir 66 años, para lo cual es el 100% de pensión.

El contrato de relevo según el SEPE no es tan común. Para el año 2016 solo alcanzaba poco más de 15000 casos en toda España.

Pero lo cierto es que aquella persona que desee solicitarlo está en su derecho legal, tomando en cuenta que el jubilado parcial no solo reduce la jornada de trabajo, sino también el sueldo y cobra pensión de jubilación de acuerdo al porcentaje que le toque.

 

Los requisitos del contrato de relevo

Los requisitos del contrato de relevo y algunos de sus puntos fuertes son los siguientes:

La persona que va a ser relevada debe tener 63 años y haber cotizado al menos 33 años a la Seguridad Social; es lo que se encuentra establecido para la jubilación parcial 2021.

Otra modalidad es haber cumplido la edad mínima que exigen los requisitos de la jubilación parcial: Desde los 62 años con 35 años y 3 meses de cotizaciones, o 25 años cotizando si padeces discapacidad de 33%.

Tener un contrato con una jornada laboral completa.

Haber trabajado en esa empresa los últimos seis años.

Estar inscrito en el SEPE.

El contrato debe ser escrito.

El relevista debe ser alguien en situación de desempleo o, en su defecto, contar con un contrato pero de duración determinada. La ley establece que no se aceptarán trabajadores que tengan contratos indefinidos, pues precisamente esta figura legal busca fomentar oportunidades laborales a los menos favorecidos.

El relevista podrá ser asignado al mismo puesto de trabajo que tiene el jubilado parcial, o a uno similar. En ambos casos, el Estatuto de los Trabajadores dispone que ha de corresponder las bases de cotización para ambas personas.

Existe la posibilidad de que se desempeñe en una jornada a tiempo completo o parcial, lo cual deberá ser estipulado en el contrato. Lo exigido por ley es que la duración de la jornada sea, como mínimo, igual a la reducción que obtuvo el jubilado parcial.

El contrato de relevo puede tener una duración indefinida o extenderse hasta que al jubilado parcial le corresponda su jubilación ordinaria, con lo cual podría retirarse definitivamente de la compañía. 

Si se da el caso de que el relevado cumpla su edad de jubilación ordinaria pero siga en la compañía, entonces el contrato de relevo puede extenderse por plazos anuales hasta que se dé la jubilación total.


 

¿Cómo se paga y cuánto cobra el trabajador con contrato de relevo?

En el Estatuto de los Trabajadores se indica que el relevista debe tener una correspondencia con las bases de cotización del relevado, ya sea que ocupe el mismo puesto o un cargo similar.

Por otro lado tenemos la Ley de la Seguridad Social, que en su apartado 215 menciona que el pago no debe ser menor al 65% de las bases de cotización, correspondientes a los últimos seis meses de quien se jubila parcialmente.

Claro, todo ello enmarcado en las cláusulas dispuestas en convenio colectivo para el salario.

En el caso de la jubilación parcial con contrato relevo a partir de 2021, el relevado cobra solo una parte de la pensión por jubilación ordinaria. Entonces, su salario básicamente va en proporción a la nueva jornada reducida que adquirió. Si trabaja la mitad de la jornada, cobrará la mitad de la pensión.

 

Los inconvenientes del contrato de relevo

Los inconvenientes del contrato relevo son principalmente hacia el Estado, ya que las jubilaciones parciales representan una disminución de la fuerza laboral antes de tiempo y el cobro de una pensión parcial que recae en el sistema. 

Para la población, el único inconveniente es que no es tan común, por lo cual no todos aprovechan esta figura legal.

Al hacer referencia a los inconvenientes de la jubilación parcial,  está el hecho de que no se puede acceder a la modalidad con una pensión por incapacidad permanente o de gran invalidez. 


 

¿Qué sucede cuando se acaba un contrato de relevo?

El relevista tendrá derecho a una indemnización igual que la aplicada a los contratos temporales. 

Por cada año de servicio y según las variantes de su contrato, recibirá su indemnización. 12 días de salario por cada año laborado.

Si ocurre un despido, la indemnización se sujetará a la ley según el tipo de despido.

En caso de extinguirse el contrato de relevo, la empresa está en su derecho de hacer un contrato temporal para el relevista si así lo considera.

La única manera de que el contrato de relevo tenga carácter indefinido es que la reducción de la jornada del jubilado parcial haya sido  del 75% o mayor.

Si el jubilado parcial cumple la edad de jubilación ordinaria pero continua en funciones, el contrato podría empezar desarrollarse por períodos anuales, hasta que llegue la jubilación total. 

Si el contrato finaliza por voluntad del relevista, no tendrá derecho a que se le otorgue indemnización. En este caso, la empresa tiene 15 días para conseguir otra persona y asignarle el mismo contrato.

Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review