El contrato por obra y servicio y sus características

24 de mayo | 2021

Introducción

Entre los diferentes contratos reconocidos en nuestro derecho laboral, el contrato por obra y servicio se aplica a trabajos con un fin específico y que tiene una duración concreta hasta el logro de esos objetivos. No se puede aplicar este contrato a tareas propias de la actividad normal de la empresa y se debe identificar claramente el servicio u obra. El trabajo debe ser realizado con autonomía, de duración determinada, y nunca debe superar los tres años.

Aprende en este artículo si se te puede aplicar este contrato de trabajo (a veces se utiliza de forma fraudulenta), sus ventajas e inconvenientes y qué debe incluir el contrato de obra y servicio determinado.

Por último, y no menos importante, conoce si puedes ser despedido y cuáles son tus derechos a paro, indemnización y finiquito tras el fin del contrato de obra.

Índice de contenidos:

  1. ¿Qué significa un contrato por obra y servicio?
  2. ¿Qué debe incluir un contrato de obra y servicio determinado?
  3. ¿Cuál es la duración del contrato de obra y servicio?
  4. Paro, indemnización y finiquito en el contrato de obra o servicio
  5. ¿Cómo es el despido en un contrato por obra y servicio?
  6. El fraude de contrato por obra en la contratación temporal
 

¿Qué significa un contrato por obra y servicio?

El contrato por obra y servicio surge de la necesidad que tienen algunas empresas de absorber personal para tareas específicas por un periodo concreto. Cabe destacar que este tipo de contrataciones son las más utilizadas en aquellos sectores en los que el nivel de trabajo varía, o quizás que se genera en una temporada especial. Por ejemplo, en la construcción, en la producción de alimentos y en caso de interinidad.

Al contrato por obra y servicio, SEPE lo define así: 'un contrato temporal con el que empresario y trabajador establecen una relación laboral por un lapso que no puede exceder los tres años'. Además, detalla que en éste puede convenirse la jornada: completa o parcial; y que si su duración es menor a cuatro semanas (un mes) no es necesario formalizarlo por escrito. Obviamente, siempre es mejor por escrito.

Asimismo, el contrato de obra y servicio debe ser claro en cuanto a la actividad que el empleado ejercerá durante ese tiempo. El porqué radica en que sólo tiene que ser aplicado en casos de que el puesto cuente con “autonomía y sustantividad”; quedando expresos los cargos con estas características en los convenios colectivos. Un ejemplo de esta situación podría ser, la ejecución de un proyecto de investigación científica.

 

¿Qué debe incluir un contrato de obra y servicio determinado?

Como el contrato de obra y servicio tiene que convenirse en situaciones puntuales, las clausulas deben ser explícitas. Te dejamos un listado de la información que se debe incluir en un contrato por obra y servicio determinado para que sea considerado legal:

1. Verifica que tus datos personales y los de tu patrono estén escritos de manera correcta. Nombres, apellidos, DNI/CIF, edad, estado civil, profesión y dirección.

2. Obra en la que participará o servicio que se prestará, además del lugar en donde se llevará a cabo la misma.

3. Duración del contrato, con sus respectivos honorarios y la forma de pago que se utilizará.

4. Derechos y responsabilidades de ambas partes suscritas.

5. Las causas por las que el contrato quedaría extinto.

6. Para que el contrato sea válido debe estar registrado en un plazo no mayor a 10 días después de la firma.

 

¿Cuál es la duración del contrato de obra y servicio?

Debido a que en el contrato de obra la extensión de tiempo varía de acuerdo a la actividad a realizar. Lo primero que hay que destacar es el periodo de prueba, el cual no es obligatorio. No obstante, de fijar alguno debe estar reflejado en el documento. No puede ser mayor a seis meses cuando se trate de técnicos titulados, ni pasar de los dos meses para el resto de los trabajadores. 

La duración del contrato por obra y servicio va a depender del tiempo que el patrono considere que te va a necesitar. Cuando es un contrato por obra, generalmente este se extingue al culminar la misma. Eso sí, jamás deben superar los tres años y son prorrogables a 12 meses más si ninguna de las partes lo da por finalizado.

 

Paro, indemnización y finiquito en el contrato de obra o servicio

A continuación te dejamos unos tips para que los tengas presentes cuando se expire tu contrato de obra y servicio determinado, en referencia al paro, la indemnización y el finiquito; ya que a los tres tienes derecho:

Desde el primero de enero de 2015, al culminar el contrato el trabajador tiene derecho a una indemnización de 12 días de salario por cada año de servicio. Previos a ese año, son ocho días hasta el 2011, nueve el 2012, 10 el 2013 y 11 el 2014.

Para calcular el finiquito contrato obra y servicio se toman en cuenta las vacaciones que no hayas disfrutado, las pagas extras no prorrateadas y los días de salario que hayas dejado de percibir.

En cuanto al paro correspondiente al contrato por obra y servicio, recuerda que para tener derecho a la prestación por desempleo debes tener acumuladas las cotizaciones exigidas por la ley y que la relación laboral no se haya extinguido por tu causa.

 

¿Cómo es el despido en un contrato por obra y servicio?

El despido en el contrato obra y servicio: Si es antes de la culminación del contrato, se debe alegar una causa legal de despido. Por lo tanto, inmediatamente se agregan otros conceptos al finiquito. No obstante, la causa más común de extinción de contrato es por fin de obra

Otro punto a destacar es que se debe notificar al empleado por lo menos 15 días antes de la fecha límite, si esto no se cumple, puede suponer una nueva contratación o el paso a un contrato indefinido.

 

El fraude de contrato por obra en la contratación temporal

El contrato temporal por obra y servicio sugiere algunos usos considerados fraudulentos, que le convierten de manera automática en un contrato indefinido. Pero ¿Qué quiere decir que un contrato está en fraude de ley? Que la actividad para la que ingresó a la plantilla de la empresa no cabe bajo esta modalidad pues no cumple la condición de autónoma y con sustantividad propia. 

En otras palabras, los cargos que no pertenecen al proceso productivo o corporativo de la empresa y que se necesitan para una tarea puntual; son los únicos con los que se puede implantar este tipo de relación laboral. De lo contrario, el trabajador podrá reclamar su condición de indefinido o fijo al finalizar la obra o servicio para el que se contrató. Además, podría alegar que el despido es improcedente por no haberse respetado esas condiciones.

Por lo tanto, aunque es una práctica común en España, NO se puede emplear a personas bajo esta metodología contractual si van a cumplir con funciones que exigen otro tipo de contratación.

Más información:

Artículos relacionados


¿ALGUNA DUDA?

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda o pregunta que quieras hacernos. Estaremos encantados de atenderte.

Contactar


Falta el archivo de Schema correspondiente a review